El ministro Guzmán califico de “productivo encuentro” a su reunión con autoridades del BM. El presidente se reunirá el miércoles.

El presidente Alberto Fernández se reunirá este miércoles con el presidente del Banco Mundial, David Malpass, en el marco de la negociación que mantiene la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la reestructuración de la deuda. El objetivo es lograr el respaldo de ese organismo, además de ratificar fondos para obras de infraestructura, como motor de la recuperación económica pospandemia de coronavirus.

La reunión entre Fernández y Malpass, del que participará también el secretario de asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, se acordó este lunes, cuando el ministro de Economía, Martín Guzmán, estuvo con directivos del Banco Mundial en Washington, en la previa de lo que será la entrevista que mantendrá este martes con la directora del FMI, Kristalina Georgieva.

El Gobierno argentino busca postergar el acuerdo con el FMI para después de las elecciones, a fin de evitar el impacto del ajuste. Mientras que, desde el organismo multilateral de crédito confiaban en cerrarlo para mayo, fecha que también manejaba Guzmán a principio de año, antes del cambio de planes.

Préstamos de inversión para Argentina

El titular del Palacio de Hacienda mantuvo este lunes una reunión con el director gerente de Operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg, quien -según se informó oficialmente- ratificó préstamos de inversión por US$2000 millones durante 2021 y reafirmó el acompañamiento a la Argentina.

Mediante su cuenta de la red social Twitter, Van Trotsenburg confirmó lo informado por el Gobierno argentino: “Buena y productiva charla con el Ministro de Economía Martin_M_Guzman. El Banco Mundial continúa apoyando al país con inversiones enfocadas en poblaciones vulnerables en áreas de salud, protección social y acceso a servicios básicos mientras Argentina avanza hacia una recuperación post Covid”, escribió.

A la vez, Guzmán también utilizó Twitter para referirse a la reunión. “Productivo encuentro con el Director Gerente de Operaciones del Banco Mundial, @AxelVT_WB y equipo. Acordamos seguir profundizando las inversiones del Banco a favor de la estabilidad, la generación de oportunidades y el desarrollo productivo de Argentina. Gracias por el apoyo”, escribió en respuesta.

De los US$2000 millones comprometidos por el Banco Mundial, ya se aprobaron unos US$420 millones en febrero. Además, los préstamos a otorgarse hasta junio representan unos US$1200 millones, mientras que el monto entre julio y diciembre asciende a unos US$800 millones.

Préstamos a largo plazo para salud, empleo y protección social

De acuerdo con la información del Palacio de Hacienda esos créditos proveen financiamiento de largo plazo a tasas bajas y están destinados a áreas de infraestructura, protección social, salud, empleo y a lidiar con los efectos del cambio climático.

La Argentina cuenta con una cartera de 26 préstamos del Banco Mundial por un monto total de US$6149 millones, de los cuales restan desembolsar US$2066 millones. Más financiamiento por US$420 millones.

El 25 de febrero el directorio del Banco Mundial aprobó un financiamiento de US$300 millones para ampliar y mejorar los servicios de agua y saneamiento en el Área Metropolitana de Buenos Aires, en particular en las áreas más vulnerables. Además, otros US$120 millones estarán disponibles para la construcción de viviendas sociales para casi 10.000 habitantes de la provincia de Buenos Aires.

Satisfacción en el Palacio de Hacienda

Desde el Palacio de Hacienda se informó que, al iniciar la reunión, van Trotsenburg aseguró solidaridad y apoyo para la Argentina y que este acompañamiento será “con hechos no solo con palabras”. Por su parte, se puntualizó que Guzmán destacó “el compromiso y capacidad operativa en este contexto difícil a la hora de la aprobación de los créditos y los desembolsos”.

Al mismo tiempo, hizo hincapié en la importancia de incrementar el financiamiento en proyectos vinculados tanto a la emergencia sanitaria como a los de mediano y largo plazo y que impliquen iniciativas que “eleven la competitividad en el sector transable”. “Estamos trabajando para resolver los problemas estructurales de la Argentina, lo cual requiere de generación trabajo, inversión en educación, acceso a la vivienda y niveles de infraestructura superiores a los que hoy tenemos”, agregó Guzmán.

 

Fuente: tn