Reitera su “firme rechazo al uso de la fuerza armada”, lo dijo Gabriela Cerruti. Invoca la acción de la Organización de las Naciones Unidas para “garantizar la paz y seguridad de todas las naciones”.

“Con respecto a la situación en Ucrania Argentina reitera su firme rechazo al uso de la Fuerza Armada y Llama a Rusia a César las acciones militares en Ucrania”. Así abrió el comunicado oficial del gobierno argentino la portavoz del Poder Ejecutivo Nacional, Gabriela Cerruti hace unos minutos.

El comunicado oficial de la cancillería argentina lee así: “La República Argentina, fiel a los principios más esenciales de la convivencia internacional, hace su más firme rechazo al uso de la fuerza armada y lamenta profundamente la escalada de la situación generada en Ucrania. Las soluciones justas y duraderas sólo se alcanzan por medio del diálogo y compromisos mutuos que aseguren la esencial convivencia pacífica. Por ello llama a la Federación de Rusia a cesar las acciones militares en Ucrania.”

Con esto, queda más que clara, la postura argentina en relación a la situación en el este europeo. Hasta aquí, se había dado una posición ambigua, que transmitía la idea de ambivalencia o tal vez, inseguridad a la hora de decidir.

El parte de prensa No. 095/22 sigue diciendo: “Reitera la necesidad del pleno apego a todos los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, sin ambigüedades ni dando preeminencia a unos sobre otros, con pleno respeto del derecho internacional, a la soberanía de los estados y su integridad territorial, la solución pacífica de las controversias y el pleno y profundo respeto por los derechos humanos.”

Desataca así, su respeto por los acuerdos y disposiciones de las Naciones Unidas, entre ellas, la soberanía nacional, la integridad territorial y el respeto por los derechos humanos.

También, anima a la participación efectiva de la ONU en el conflicto Rusia-Ucrania, al expresar:

“Reafirma su compromiso y confianza en que puedan activarse para ello todos los mecanismos de la comunidad internacional, con activa participación de las Naciones Unidas. La intensificación de los vientos de guerra dificulta gravemente el objetivo impostergable de preservar la vida, es imprescindible que todos los involucrados actúen con la mayor prudencia y desescalar ya mismo el conflicto en todas sus aristas para garantizar la paz y la seguridad integral de todas las naciones.”

Además, destaca lo vital de la preservación de la vida y garantizar la paz y seguridad de todas las naciones.

De este modo, la República Argentina no solo desaprueba públicamente la postura bélica rusa, sino que también invoca la acción del organismo líder en políticas internaciones, es decir la Organización de las Naciones Unidas.