Mediante una conferencia de prensa el Monseñor Obispo José Antonio Diaz, de la Diócesis de la ciudad de Concepción, hizo mención sobre diversos temas de interés social que fueron tratados en la provincia de Catamarca, donde tuvo lugar la reunión de Obispos del NOA.

Anualmente, se realiza este tipo de reuniones con el objetivo de poner en vista los temas de agenda que mas preocupan a la sociedad en base a determinados ejes de interés que el Papa Francisco subraya. El Sínodo de la Sinodalidad es uno de esos puntos alcanzados, el cual su importancia radica en «la forma de ser Iglesia» a través de la escucha de las distintas opiniones tanto de clérigos como de laicos; por eso «este Sínodo es el mas largo y a comenzado con una fase diocesana que se lanzo el año pasado y que nosotros lo estamos haciendo ya a nivel parroquias, movimientos y parroquias bajo los lineamientos que el papa nos a dado».

El Monseñor comento que para fines del año 2023, se realizara en la ciudad de Roma el Sínodo Universal, allí participaran los representantes de todo el mundo. De acuerdo a este panorama, «todas las diócesis del NOA están trabajando sobre esta sintonía ojala que rindan muchos frutos para la vida de la iglesia», destaco.

Continua diciendo «lo que va a pasar en el año 2023 es algo inusual para la iglesia de esto de consultar a TODOS , porque antes solo se hacia con obispos. Normalmente se hacia algún tipo de consulta pero era muy indirecto, ahora esta consulta es mucho mas directa es decir los obispos que iban al Sínodo llevaban una opinión mas o menos general a partir de distintas temáticas como familia, juventud, vida….Ahora a cambiado la temática y también la modalidad, la forma de implementar la deliberación y en esto lo laicos forman parte».

¿La comunidad laica esta cumpliendo con los pedidos del Sumo Pontífice?

El Obispo nos cuenta que «como iglesia aun no se esta asumiendo plenamente la Reforma del Concilio Vaticano II y por eso el Papa Francisco nos esta empujando en este sentido para empezara a sumir las reformas». Esto sucede porque «seguimos siendo un poco verticalista, todavía predomina el clericalismo y mucha gente prefiere delegar que antes participar».

Temas tratados en la Reunión de Obispos del NOA

Están presentes la falta de de trabajo, la pobreza, la situación sanitaria y el narcotráfico, este ultimo a tenido un aumento considerable. Adicciones como el alcohol y la droga «están quemando la cabeza de nuestros adolescentes, jóvenes y adultos», poniendo en vilo con aquellas leyes que dan lugar al consumo legal de la marihuana a partir de la Ley de Cannabi, que es para uso medicinal.

En cuanto a la lucha contra el narcotráfico , afirmo que «estamos muy lejos de resolver esta cuestión como sociedad». A pesar de que la iglesia esta interviniendo mediante granjas de recuperación espiritual de jóvenes con problemas de consumo como por ejemplo la Granja Santa Mónica, que esta ubicado en la localidad de Monte Redondo (Aguilares), además de los Hogares de Cristo, y el acompañamiento a los jóvenes adictos para sacarlos de las calles de Concepción, «impulsado por el señor obispo Meliton Chavez», La iglesia esta trabajando mucho para erradicar estos factores pandémicos sociales del Siglo XXI, así están los Curas Villeros, que misionan fervientemente y «una serie de otras medidas que hacen posible una disminución. Para resolver esto hacen falta honestidad, transparencia y tener muy en claro que la erradicación del narcotráfico pasa por la erradicación del cultivo de la droga que ahora se esta queriendo legalizar.

Para el Prelado, es primordial que las autoridades del gobierno establezcan relaciones para dialogar con seriedad y sin discutir.

«Creo que el avance del narcotráfico tiene ciertos permisos a nivel sociopolítico, cultural y hay ciertas habilitaciones, hay miradas para otro lado , hay mas bien una indiferencia cuando a veces se dice que «antes esto no se puede hacer nada».

«En lo personal creo que se puede hacer mucho en la medida que la familia, la sociedad, el Estado, la iglesia y todas las organizaciones nos pongamos de acuerdo para combatirlo, por ejemplo cuando se quiso disminuir el consumos de tabaco a nivel mundial se hizo alianzas hasta con las películas de Hollywood para que no se promocionara el cigarrillo. Esos son acuerdos de distintos sectores que se hacen sentir y generan impacto en la conciencia porque en muchos casos el no consumo obedece a un ENTERARME de que se trata. Muchas personas entran por curiosidad y terminan asumiéndolo como una adicción».

¿De que manera influyen las plataformas televisivas como Netflix, en el avance del narcotráfico dentro de la Argentina?

«Sumado la mafia, violencia, robos y crímenes, sin dudad que hay un sin numero de males que la sociedad a empezado a asumir y a practicar por imitación, y los medios de comunicación social en eso tienen mucho que ver. Todo lo que aparece en televisión como algo legitimado genera una costumbre y se inserta en las conductas, impacta sobre todo en las conductas humanas como si eso fuera natural. La naturalización de ciertas conductas, de ciertos vicios, va generando costumbres. Todos tendríamos que ponernos la camiseta y defender a nuestros jóvenes, a las personas, no solo luchar «en contra de», sino sobretodo «a favor de», expresa el monseñor Diaz.

¿Hacen falta otros instrumentos para erradicar la problemática de las adicciones?

«Dentro y fuera de la iglesia…hay que multiplicar los ámbitos de contención. Ya hemos hablado muchas veces que la necesidad que tenemos como sociedad de fortalecer a los ámbitos de contención humana como ser la familia y los ámbitos deportivos culturales que generen otro tipo de atractivo porque los chicos muchas veces  comienzan a probar estas cosas porque no tienen mas nada que hacer. La cultura del no trabajo se ha impuesto. Sin dudad que cuando estamos sin hacer nada, empezamos a asumir posibilidades de actividades que están en contra de la salud y contra del bienestar de la gente», manifestó.

Con respecto a la Beatificación de los Mártires del Zenta tanto de Oran como de JuJuy

Añade, que «el Monseñor Luis Scozzina, (Obispo de Oran) nos a contado que tienen previsto la beatificación de los Mártires del Zenta y también se suman otros beatos, esto para nosotros es un motivo de aliento, de gente que nos da el testimonio de dar la vida»

Conclusiones de la reunión

Finalizó diciendo que «siempre es bueno generar espacios de encuentros, de diálogos (…) porque nos ayuda a entender que estamos en la misma barca y que vamos en la misma dirección , porque cada obispo en su diócesis puede ver y priorizar determinadas cosas, (…) todo esto es lo que tiene que ver con esto de la Sinodalidad que nos pide el Papa Francisco y en el que tenemos que profundizar cada vez mas. La sociedad también tiene que crecer en esta capacidad de dialogo, de encuentro y de mancomunar los esfuerzos».