Precauciones con los servicios turísticos. Dónde certificar que las agencias estén autorizadas.

Tras el inicio de las vacaciones de invierno en la provincia y todo el país, la dirección de Comercio Interior informó sobre las precauciones que deben tener en cuenta los ciudadanos a la hora de contratar servicios turísticos, para impedir la vulneración de sus derechos como consumidores en agencias no autorizadas.

Al respecto, el director del área, Francisco Nader, informó que existen algunas claves a considerar: siempre recomiendan que “al contratar un servicio turístico sea en agencias habilitadas legalmente. Para ello, se debe consultar en el Ente de Turismo de Tucumán cuál es el número de legajo de la agencia que ofrece la prestación que buscamos, para saber si la misma está realmente habilitada como corresponde. Otra precaución a la hora de contratar es verificar si las agencias en cuestión cuentan con el número de legajo a la vista del cliente. Eso es muy importante”.

Pedir asesoramiento antes de contratar un servicio

“También, para evitar inconvenientes es fundamental analizar las cláusulas de los contratos que se ofrezcan. Para trabajar en eso, desde la DCI contamos con una oficina especializada en turismo y personal capacitado. En estos casos, solemos pedir una copia del contrato con la agencia, así podemos ver si hay cláusulas abusivas o si está debidamente confeccionado; y que, sobre todo, incluya las partes necesarias que protejan a los ciudadanos, permitiéndoles la posibilidad de exigir cumplimiento a la empresa en cualquier inconveniente”, aseveró Nader.

Donde denunciar un mal servicio de turismo

En cuanto a las vías y canales de denuncia, el director remarcó que “desde la dirección de Comercio Interior ofrecemos asesoramiento totalmente gratuito a todo ciudadano. Para contactarnos, deben recurrir a las oficinas de calle 9 de Julio N°497, en el horario de 8 a 13 horas. También pueden apelar a otros medios de comunicación, como el mail dcitucucuman@tucuman.gob.ar que es el lugar a donde se puede escribir para hacer valer los derechos como consumidores o efectuar cualquier inquietud relativa a estos temas”.