Lo dijo la abogada María Eugenia Talerico, en un duro repudio a su actitud crítica hacia la CSJN. La criticó también la AMFJN.

Ante la publicación de un video en su cuenta de Twitter de la vicepresidenta de la nación Cristina Kirchner diferentes voces se dejaron oír en repudio a su cuestionamiento hacia la Corte Suprema de Justicia, como también a los distintos fiscales.

Tal es la situación qué, dada la investidura que la funcionaria ostenta, al criticar uno de los tres poderes de la República, hay quienes se han sentido ofendidos y han visto un esfuerzo por poner en peligro la institucionalidad del poder judicial.

Mediante el comunicado número 85 del corriente año Marcelo Gallo Tagle, presidente de la asociación de magistrados y funcionarios de la justicia nacional expresa:

“La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional expresa su rechazo frente al video publicado por la señora vicepresidenta de la nación doctora Cristina Fernández de Kirchner en el que ataca a la Corte Suprema de Justicia de la nación y a distintos magistrados federales”.

¿Cuál es la preocupación de los funcionarios judiciales sobre los dichos de la vicepresidenta?

La institucionalidad jurídica

Tiene que ver con la seguridad y el respeto a las instituciones. Ya que cualquier funcionario de alta jerarquía, como puede ser quien preside la cámara alta de la nación, que se exprese generando dudas sobre la honorabilidad del máximo organismo de justicia nacional o si este respeta las leyes vigentes, puede hacer creer a los ciudadanos que sus libertades y garantías establecidas por la Constitución no van a ser respetadas. Eso genera inestabilidad jurídica. Es un atentado contra las instituciones republicanas.

Por eso, el comunicado agrega:

“Está la institución observa que, más allá del absoluto respeto y garantías que le caben a la señora vicepresidenta como ciudadana, de discrepar con decisiones jurisdiccionales que le son adversas, consideramos que, quienes ejercen la función pública en las más altas jerarquías deben actuar con equilibrio y mesura en sus críticas y respeto institucional.

Esa moderación que, desde esta institución reclamamos, debe crearse un más en contextos de debilidad económica y social como la que atravesamos reconocidos desde el actual gobierno».

El móvil tras los dichos de la vicepresidenta

También, tuvo repercusiones en otros sectores, que sintieron la necesidad de hace publico su parecer y su critica a la actual vicepresidenta de la nación.

Por eso, María Eugenia Talerico, abogada y vocera de Republicanos Unidos, dice:

«Cristina Fernández de Kirchner se ve venir la primera condena en uno de los casos de corrupción por los que se encuentra involucrada. Está acusada de ser jefa de una asociación ilícita y defraudación al estado en muchos miles de millones de pesos. En ese juicio cortaron a la oficina anticorrupción y a la unidad de información financiera para que no la acuse, pero no pudieron con los fiscales”.

Talerico considera que fue una presión autoritaria sobre funcionarios judiciales como son los fiscales, poniéndolos bajo amenaza y perjudicando su gestión, al denunciar:

“Intentaron pasar una ley por el congreso para dominar su voluntad y para colocarlos, como dijo el doctor Vivolo, presidente de la Asociación de Fiscales, ‘en un pelotón de fusilamiento’. Pero, esa ley no pasó y hoy los fiscales actúan con absoluta independencia del poder político”.

Entonces pasa a disparar: “el fiscal Luciani, probablemente, en el caso vialidad nacional, el primero de agosto se pronuncie pidiendo una condena contra Cristina Fernández de Kirchner. Si es así, el tribunal queda habilitado para dar esa condena y ella sabe que los hechos por los que se les acusa son gravísimos y están absolutamente probados”.

Igualdad ante la justicia o ‘justicia VIP’

Pero, a su entender, la funcionaria nacional no esta contenta con amedrentar a fiscales solamente, sino que trata de avanzar hacia un punto mas alto en la justicia federal:

«… el último tribunal en intervenir es la corte suprema de Justicia de la nación y por eso la ataca. No es verdad que Cristina Fernández sea una amante de la igualdad ante la ley. La única garantía que tenemos todos los ciudadanos argentinos es ser tratados iguales.  Cristina Fernández de Kirchner necesita ‘una justicia VIP’, para que no la condene por los horribles hechos de corrupción que ha cometido en el pasado, pero también, para encubrir acciones del presente y posiblemente del futuro”

Contrario a lo que expresa la vicepresidenta de la nación, al explicar que lo que busca es una justicia independiente, Talerico dice: “Necesitan impunidad por el pasado, por el presente y futuro, y por eso, no quieren ni jueces independientes, ni fiscales independientes y tampoco se creen iguales ante la ley. Por eso, Cristina Fernández de Kirchner ha lanzado este ataque contra nuestra Corte Suprema de Justicia de la Nación«.

Uno de los dos miembros del senado de la nación, Mario Negri se expresó también en disidencia al expresar los siguiente: “Tanto Rosatti como Rosenkrantz pasaron por las audiencias en el Senado y obtuvieron acuerdo. Rosatti tuvo 60 votos (29 del PJ K) y Rosenkrantz 58”.

Con ello, echa por tierra lo expresado por la vicepresidenta y pone al descubierto su discurso como algo “amañado” y descalificativo contra la Corte suprema de Justicia.

Algo que, se desprende del comunicado de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional es el efecto que tienen en la economía, los dichos de alguien ubicado en los principales estamentos nacionales, cuando mencionan que se vive “en contextos de debilidad económica y social”.

Con lo que no es difícil concluir que, su actitud y expresiones públicas, conducen a la preocupación que ocasiona en los mercados, los dichos de la vicepresidenta, porque produce dudas y aumenta la falta de credibilidad en las disposiciones económicas y sociales del ejecutivo de la nación.