Santista destinará u$s 30 millones a maquinarias. Es parte de su modernización para aumentar la producción. Fueron recibidos por el gobernador.

La firma Santista encaró, desde el año pasado, un proceso de modernización que permite el crecimiento de la producción y la permanencia de sus 950 puestos de trabajo. Sin duda, esta inversión textil genera esperanza en la provincia.

El gobernador, Osvaldo Jaldo, recibió en su despacho de Casa de Gobierno a los nuevos accionistas de la firma Santista Argentina (ex Grafa), ubicada en Famaillá, quienes anunciaron una millonaria inversión en maquinaria de última generación para apuntalar la producción, poder atender la creciente demanda y eficientizar la planta.

El origen del capital de la inversión textil

“Vinimos a anunciarle al Gobernador la inversión de alrededor de 30 millones de dólares en máquinas que se han incorporado y otras que están llegando a la provincia, procedentes de Japón. Son telares de última generación marca Toyota, que nos darán una mejor competitividad a nivel nacional y nos prepararán para un escenario en el que vamos a poder exportar al mundo”, aseguró Carlos Muia, accionista de Santista.

La citada empresa pasó 26 años en manos extranjeras, pero en agosto del año pasado Muia compró el 45% del paquete accionario y sumó 100 empleados.

“Cada vez que la empresa invierte está generando la permanencia de los 950 puestos de trabajo que hoy tenemos en Famaillá. Hace 30 años que no había este nivel de inversiones, profundizadas a partir de que nosotros como empresarios argentinos de Catamarca, del Norte Grande, tenemos una visión distinta de lo que tiene que ser la empresa”.

Datos interesantes de la empresa Santista

Las estadísticas dicen que, Santista, productora de la ropa de trabajo Ombú, fabrica 2.200.000 metros de tela al mes, de cuales aproximadamente 1.000.000 va destinada para la confección de jeans de muchas marcas nacionales.

En la ocasión, el ministro de Desarrollo Productivo de la Provincia, Álvaro Simón Padrós, por su parte destacó que “la inversión responde al modelo de transformación productiva que necesita Tucumán, basado en la industria que es la que genera el trabajo”.

“El gobernador Jaldo se comprometió a analizar las distintas propuestas de la empresa referidas a algún beneficio del tipo fiscal. Trabajaremos junto al Ministerio de Economía para ayudar a los inversores”, afirmó Simón Padrós.

También estuvo presente el presidente de la Unión Industrial de Tucumán, Jorge Rocchia Ferro, quien dijo: “Este es un hecho muy auspicioso para la provincia; además, destacar que capitales del norte hayan comprado una parte importante de esta empresa que es de capitales brasileros. Estamos viendo como Tucumán está empezando a crecer con los ingenios, el biocombustible, la industria y la construcción. Esta es la contracara de todos aquellos que nos dicen que queremos irnos”.

En la oportunidad, Marcelo Arabolaza, gerente General de Santista, indicó: “Estamos ya en la segunda fase del proyecto iniciado el año pasado. Este año junto con el Banco Nación, que nos está apoyando, dejaremos a Santista con la mejor tecnología para encarar un nuevo contexto del mundo hacia el 2025”.

El empresario señaló que la capacidad de producción crecerá en aproximadamente un 30% desde 2023 con una eficiencia en términos productivos, tanto en materia energética como de gasto de agua. “Será una fábrica más sustentable de lo que es hoy. Eso nos dará mayor competitividad para encarar futuras exportaciones”, concluyó.

Estos datos son alentadores para la comunidad de Famaillá y sus alrededores que se verá beneficiada por ser la zona de influencia de la citada firma comercial, la cual se plantea el aumento de su producción. Esto, en primera instancia, significa la continuidad de los operarios que ya están trabajando en la firma y, luego, la posibilidad de una incorporación de nuevos trabajadores al actual plantel.