La Corte Suprema de EE. UU. pone fin a casi 50 años de acceso legal al aborto. Los fundamentos de la decisión.

La fecha de hoy será para algunos un día oscuro, mientras que, para otros, uno muy iluminado. Esto dependerá del lugar donde estén ubicados en el controvertido tema del aborto. ¿Debería ser algo legal o tendría que restringirse el acceso al mismo?

“La Corte Suprema anuló el viernes Roe v. Wade, eliminando el derecho constitucional al aborto después de casi 50 años en una decisión que transformará la vida estadounidense, remodelará la política de la nación y conducirá a prohibiciones casi totales del procedimiento en aproximadamente la mitad de los Estados” publica el diario The New York Times al tratar la resolución concerniente al aborto.

“Roe estuvo terriblemente equivocado desde el principio”, escribió el juez Samuel A. Alito Jr. para la mayoría en la decisión de 6 a 3, una de las más trascendentales de la corte en décadas.

“Las prohibiciones en al menos siete estados entraron en vigor rápidamente después de que se promulgaron leyes que debían aplicarse inmediatamente después de la caída de Roe. Se espera que sigan más estados en los próximos días, lo que refleja la decisión principal de que los estados son libres de poner fin a la práctica si así lo desean.

El fallo “provocó celebraciones y protestas en todo el país, subrayando cuán divisivo sigue siendo el tema del aborto después de décadas de batallas ideológicas y morales intransigentes entre quienes ven la decisión de interrumpir un embarazo como un derecho y aquellos que lo ven como quitar una vida”.

La cuestión del aborto divide al país en dos

Las marchas reflejaron las opiniones divididas, tal como ocurrió en este país cuando se sanciono la ley que permite le aborto en el territorio de Argentina.

“El país se divide en dos, ya que los territorios gobernados por los republicanos es posible que se acojan al fallo de la Corte e ilegalicen esta práctica. Al menos 13 ya lo hicieron”, comenta, por su parte el medio France 24.

«¿Es realmente un derecho constitucional?», plantea Lynn, una lectora de un diario a través de Twitter.

Mientras que BBC Mundo expresa: “Jubilosos activistas contra el aborto han logrado algo que parecía prácticamente imposible hace apenas unos años. Creen que ahora se salvarán las vidas de miles de bebés”.

El asunto desde ya hace varios días venía enfervorizando los ánimos. Hoy, para el Times “produjo ondas de choque político, energizando a los conservadores que están cada vez más centrados en las luchas estado por estado y generando una nueva determinación entre los demócratas para hacer del restablecimiento del derecho a elegir un elemento central de las elecciones intermedias”.

Final para el aborto en EE. UU.
Activistas a favor del aborto en EE. UU.

“Es la realización de una ideología extrema y un trágico error de la Corte Suprema”, manifestó el presidente Joe Biden.

“Esta decisión se basó en la interpretación que la corte hizo de la ley constitucional, pero también es profundamente política. Cuando el tribunal anula un fallo anterior, inevitablemente la decisión parece más política que constitucional”, dice BBC.

La visualización de los efectos es variada. Por ejemplo, France 24 explica que, “Según ‘Planned Parenthood’, que cuenta con la mayor red de clínicas de salud reproductiva en el país norteamericano, así como el ‘Instituto Guttmacher’, especializado en la cuestión, al menos 26 estados donde gobiernan los republicanos se sumarán al fallo de la Corte”.

¿No es un derecho?

Y agrega: “La decisión fue redactada por el magistrado conservador Samuel Alito. El documento es muy explícito: “La constitución no confiere el derecho al aborto”, plantea.

“El aborto representa una cuestión moral profunda. La constitución no prohíbe a los ciudadanos de cada estado regular o prohibir el aborto. Roe y Casey se arrogaban esa autoridad. Ahora derogamos esas decisiones y devolvemos la autoridad a las personas y sus representantes electos”.

Para Alito, ‘Roe vs. Wade’ es “extremadamente equivocado y profundamente dañino”. El juez apunta directamente a la Carta Magna estadounidense al subrayar que el derecho a abortar no está incluido en la cláusula del Debido Proceso de la XIV Enmienda, que permite poner límites a la actividad legislativa cuando afecta a “la vida, la libertad o la propiedad”.

Se ven distintas posturas, pero, el Alto Tribunal ha fallado y argumentó la base de su decisión. A ello habrán de someterse los estadounidenses.

No obstante, esto sienta un precedente para todos los paises del mundo que miran esta legislación con mucho cuidado y será objeto de su análisis en los días posteriores.