Compartió el podio con Verstappen y Hamilton. Alonso abandonó porque se le incendio el motor.

La arrancada resultó frenética con Max Verstappen defendiendo su posición sobre el ataque de los Ferrari, esto mientras su compañero en Red Bull Racing, Sergio Pérez, intentaba colocarse dentro de los cuatro primeros atacando a George Russell.

El piloto mexicano Sergio Pérez cayó a la última posición de la luego de sufrir un contacto con George Russell en la vuelta de apertura de la carrera.

Desde los primeros metros, Pérez se colocó a lado del Mercedes del británico buscando la cuarta posición de la carrera, pero un contacto entre los neumáticos de ambos participantes mandó al de Red Bull Racing a la grava y hasta la última posición desde la que se conservó en la carrera, pero con un coche dañado.

Control de carrera consideró que Russell no dejó espacio a Pérez por lo que le propinaron una sanción de cinco segundos, pero el daño estaba hecho en el RB18 y aunque Checo se mantuvo unos giros tuvo que retirarse antes de llegar a la mitad de la distancia de competencia.

En la parte delantera, Max Verstappen perdió la cima contra Charles Leclerc por un adelantamiento del monegasco de Ferrari. Red Bull respondió llamando de inmediato a Verstappen para el undercut, una parada que lo mandó detrás de Lewis Hamilton, quien era tercero de la competencia.

Con la entrada de los Ferrari a los pits poco antes de la mitad de la carrera, Verstappen recuperó la cima, pero eso le duró poco porque Red Bull llamó de inmediato al neerlandés para una segunda detención y colocarle la goma dura, la misma selección que tenían los del Cavallino Rampante, pero con más vuelta sobre su pesar.

Verstappen regresó en la tercera plaza a 14 segundos de Carlos Sainz a quien comenzó a recortarle a 10 segundos cuando faltaban 30 vueltas para llegar al final.

Con 20 vueltas para el final, Leclerc fue a los pits por su segunda detención para cambiar neumáticos duros por duros, una misma estrategia que seguía Carlos Sainz. El monegasco volvió al circuito por detrás del puntero del campeonato, pero con 53 vueltas en el contador adelantó al neerlandés para retomar la primera plaza gracias a sus neumáticos más frescos.

Con 15 giros, Leclerc sacaba tres segundos a Verstappen. Sainz recortaba la diferencia ante Verstappen a 1.3 segundos mientras Lewis Hamilton y Esteban Ocon cerraban los cinco primeros.

Las aspiraciones del español se acabaron con 57 vueltas en el contador cuando su motor Ferrari reventó dejando a Hamilton en el tercer lugar.

Las condiciones de incendio y dificultad para remover el Ferrari del español obligaron a un Virtual Safety Car que Leclerc y Verstappen aprovecharon para ir a los boxes para un nuevo set de gomas medias.

La lucha por la victoria se abrió a 10 vueltas del final. Leclerc reinició con 3.8 segundos sobre Verstappen, pero el neerlandés comenzó su ataque marcando la vuelta rápida de carrera en ese instante.

Sin embargo, Verstappen no logró meterse en el ritmo final del monegasco y tuvo que conformarse con la segunda posición por detrás de Leclerc.

Lewis Hamilton y George Russell obtuvieron la tercera y cuarta posición, mientras Esteban Ocon cerró los cinco primeros.

Fuente: motorsport