Por la abundante caída de agua por el temporal. Hundimiento del suelo en un sector del edificio de una escuela.

El director de Defensa Civil de la Provincia realizó un relevamiento de los inconvenientes producidos por la tormenta de la tarde de ayer.

Fernando Torres, director de Defensa Civil de la Provincia, afirmó que las fuertes lluvias registradas durante la tarde produjeron “algunos anegamientos, pero sin mayores consecuencias”.

Aseguró que hubo inconvenientes, pero de forma aislada, tanto en la Capital como en ciudades del interior de la provincia. “Hasta el momento no se informó que haya habido evacuados”, expresó Torres, quien remarcó que la línea 103 -como es habitual- estará funcionando las 24 horas para la recepción de denuncias. Además, el Comité de Emergencias realiza un monitoreo permanente de la situación en toda la provincia.

Precipitación de 55 milímetros

El funcionario destacó que los registros indican que “llovió hasta 55 milímetros, por ejemplo, en la zona norte de la Capital y también en El Colmenar. En otros sectores el promedio es superior a los 40 milímetros”.

Algunas inundaciones, aunque sin evacuados dejó la tormenta

Otras ciudades que reportaron inconvenientes con las lluvias fueron Yerba Buena, Tafí Viejo, Bella Vista y Aguilares.

El titular de Defensa Civil agregó que el pronóstico meteorológico anuncia que la jornada de mañana será similar “con lluvias cortas, pero de gran intensidad”, y que el fenómeno se mantendría hasta el miércoles en la mañana.

Suspensión de clases presenciales

El Ministerio de Educación de Tucumán suspendió preventivamente las clases presenciales en la Escuela Bernardo de Irigoyen de la Capital por el hundimiento del suelo en un sector del edificio, debido a la abundante caída de agua por el temporal que azotó a la provincia.

Algunas inundaciones, aunque sin evacuados dejó la tormenta

Las secretarías de Bienestar Educativo, de Fortalecimiento a la Gestión Escolar, equipos de especialistas y personal de la Guardia Urbana de la Policía de Tucumán, se hicieron presentes e intervinieron rápidamente en el establecimiento educativo para delimitar la zona de riesgo, interiorizarse de la situación y determinar las causas.

Los alumnos de la escuela ubicada en calle José Colombres al 200, continuarán sus actividades de manera remota, hasta que las autoridades educativas determinen los pasos a seguir.