Las razones que dan los expertos. Cambios en los gustos y preferencias de los clientes. El efecto de la competencia.

“En los últimos meses, menos personas han estado dispuestas a arriesgarse en el menú de transmisión, con Netflix perdiendo casi un millón de suscriptores entre abril y julio, aunque eso fue menos de los dos millones que temía”, es la explicación que da BBC Mundo a la caída de abonados del productor de entretenimientos.

También, explica que influye la calidad y el tipo de contenidos, los cuales parece, que no son tan atractivos al que fue su público. Sobre esto dice: “algunos encuentran que los programas son menos apetecibles y tienen sus presupuestos domésticos reducidos”.

La competencia y los gustos de los clientes

Además, la realidad indica que Netflix no está solo en el mundo, ya que tiene competidores en lo que a producción cinematográfica y series se refiere. Entre ellos Amazon, Disney, Apple, HBO y otros. Todos intentan “preparar una mejor oferta”, aunque parece los clientes están cambiando y también sus “gustos de transmisión están cambiando”.

Por ejemplo, BBC cita el caso de James Leiper, de 26 años, de Huddersfield (Uno de los suscriptores perdidos de Netflix). Él dice: “Compré una casa el año pasado, así que pensé que necesitaba tomar el control de lo que estaba gastando, y todas las suscripciones mensuales se sumaron”.

“En un momento, tenía cuatro servicios de transmisión y era mucho dinero cada mes para cosas que apenas usaba. Netflix fue el primero en elegirme porque solo veía un puñado de cosas».

Leiper comenta que en estos momentos “es más consciente de lo que gasta cada mes debido a cosas como el aumento de sus facturas de electricidad y gas”.

Además, hay otra razón que lo motiva a prescindir de este servicio: “Hace cinco o seis años, veía todo en Netflix, y ahora no hay tanto y no me tienta nada allí”.

De acuerdo a lo que asevera la firma de investigación Kantar, “un número cada vez mayor de hogares británicos siente lo mismo acerca de la transmisión, con 700,000 menos que tienen al menos una suscripción en comparación con el comienzo del año”.

¿Dónde está la tendencia?

Los suscriptores de Netflix que se están dando de baja

“Los espectadores más jóvenes han sido los más propensos a darse de baja, con más menores de 24 años recurriendo a alternativas como BBC iPlayer o ITV Hub”.

Si bien actualmente, Netflix sigue siendo, quizá, el servicio de transmisión que màs usa la gente, no todo es alegría para sus propietarios, ya que “las cifras del martes mostraron su mayor caída en el número de suscriptores hasta la fecha, tres meses después de que su primera caída hizo que el precio de sus acciones cayera en picada».

La razón según los expertos

“Squid Game, Stranger Things y Bridgerton le han dado grandes éxitos, pero la reciente estrategia de la compañía de producir contenido ha fracasado”, dice la crítica de televisión Hayley Campbell, coanfitriona del podcast Sounds Must Watch de la BBC.

Ella agrega: “Creo que Netflix está perdiendo números porque sigue lanzando programas interminables sin detenerse para verificar si son buenos”.

suscriptores de Netflix
Squid Game es la serie más popular en la historia de Netflix.

Además, afirma que “Apple TV+ es el lugar más interesante para los programas de televisión en este momento, porque parece estar tomando riesgos e invirtiendo dinero en hacer cosas como Shining Girls o Severance”.

Por otra parte, Kantar dice que “Amazon Prime atrajo más suscripciones nuevas en el Reino Unido que sus rivales en los últimos tres meses”.

Campbell agrega: “Las cosas más interesantes en Amazon Prime en este momento no están hechas por Amazon, provienen de lugares como HBO”.

Los suscriptores de Netflix
La cuarta temporada de Stranger Things se ha visto durante más de mil millones de horas, según Netflix.

Algo que está sucediendo y que no se puede pasar por alto es lo que dice otro espectador, Matthew Rose, de 26 años. Él explica que accede a la mayor parte de su contenido en YouTube “porque es más corto y es como un TikTok de formato largo” con “documentales cortos realmente interesantes”, que son gratuitos.

“Básicamente solo tengo Disney Plus porque amo Star Wars”, comenta.

Para ver Netflix, aprovecha la cuenta de su hermana. Con total franqueza expresa: “Si ella me echara, entonces yo no me suscribiría”.

Bajo la lupa de un analista

Para el analista Amol Rajan hay diferentes razones para el éxodo de suscriptores de Netflix. Entre ellas cita lo siguiente:

  • El aumento de la inflación global crea una crisis del costo de vida. En última instancia, la televisión y las películas excelentes son (muy) agradables de tener, no esenciales como la comida, el agua o la ropa.
  • Los rivales comerciales son excepcionalmente fuertes: de Disney a Paramount y de Amazon a Apple, la competencia es brutal. Los gustos de Disney se han dado cuenta de que, en lugar de dejar que Netflix monetice su trabajo, deberían hacerlo ellos mismos. Entonces, Netflix pierde contenido, ya que los rivales ricos aumentan sus bibliotecas.
  • Un aumento pandémico en los suscriptores, cuando millones de personas ricas se quedaron en casa, halagó las cifras. La pandemia también detuvo muchas producciones, ahogando el suministro de programas nuevos.

En un mundo donde lo que ‘ayer fue tendencia puede que hoy ya no lo sea’, el poderoso productor de contenidos Netflix se encuentra en una disyuntiva: ¿seguirá fabricando géneros con las mismas tendencias o hará un estudio para tratar de captar los gustos de sus clientes?

Además, ¿seguirá la tendencia decreciente en sus suscriptores o se detendrá en algún momento?

Los días que siguen nos irán mostrando hacia donde se inclina la balanza comercial en el mundo del entretenimiento, la cual, de tanto en tanto, favorece a uno u otro participante. En ocasiones, deja a algunos, al borde de la ruina y la mendicidad.