Ventajas y desventajas estéticas. La calidad del sonido, sus cámaras, los 90º, autonomía, biometría y rendimiento.

Muchas veces cuando algo no cabe en el bolsillo lo doblamos y lo introducimos tranquilamente. Es algo parecido lo que pasa con el nuevo Samsung plegable: Samsung Galaxy Z Flip4. El citado smartphone “es una evolución contenida de un Samsung Galaxy Z Flip3 que tenía tres puntos a resolver: cámara, temperatura y autonomía”, explica el medio digital Xataka. Y agrega que este respeta “el diseño y concepto de la generación pasada”, y a la vez, “irrumpe con fuerza con un mejor procesador, una batería de mayor capacidad y la promesa de ser aún más resistente”.

Después de ser analizado el Samsung Galaxy Z Flip4 se pueden sacar conclusiones.

¿Qué mejoras son apreciables? ¿En qué avanzó con respecto a la generación anterior? Hay ciertos detalles que hacen de este dispositivo algo peculiar, llamativo… y plegable.

La experiencia del usuario a simple vista

En cuanto a diseño “es casi idéntico respecto al modelo anterior”. No obstante, lo más llamativo de este teléfono plegable es su “propio diseño”, el cual “forma parte de la experiencia de uso”.

La peculiaridad del nuevo Samsung plegable

En el primer contacto observamos que este teléfono inteligente “nos llega plegado en la caja (sin cargador, auriculares y sin ningún elemento adicional más allá del teléfono). Después de desempacar el equipo, de inmediato lo tratamos de “plegarlo, para que el Z Flip4 tome su forma más original”.

La peculiaridad del nuevo Samsung plegable

Tal como con el anterior modelo, “estamos ante un móvil que reduce su alto a la mitad cuando está plegado. Transportarlo en el bolsillo es genial, a pesar del grosor extra. Hablamos de 17,1 mm de grosor plegado frente a 6,9 mm. Es mucho más grueso que un teléfono normal, pero no mucho más que una cartera o un monedero”.

¿Qué es lo que notamos y tenemos que tener en cuenta al usarlo?

Al observarlo notamos que, “cuando está plegado, hay cierta separación entre el panel en la zona de la bisagra”. Por eso es recomendable “usar el móvil con funda o guardarlo en alguna bolsa para evitar que le entre polvo.”. Es muy fácil que ingrese polvo al interior del artefacto. Es una de las desventajas de este tipo de teléfonos. Por eso, “un plegable conlleva tener cuidados extra si queremos que el panel no sufra”.

La peculiaridad del nuevo Samsung plegable

¿Es segura la bisagra?

Una bisagra funcional, pero …

Por lo menos, durante la primera semana transmite “una impecable sensación de solidez. Según Samsung, esta bisagra ha mejorado respecto a la generación anterior. Los meses de uso serán los mejores jueces de su durabilidad, pero, a priori, parece muy resistente”. Así entonces, hay que perder el miedo a abrir y cerrar el Samsung Z Flip4, ya que sus fabricantes aseguran su resistencia.

Cuando se encuentra cerrado este teléfono móvil, “la pantalla secundaria será el principal centro de control del teléfono. Podemos ver notificaciones, hacernos fotos con la cámara principal, controlar la reproducción multimedia y gestionar diversos widgets a través de la misma. La integración en el cuerpo del terminal es perfecta, hasta el punto de que no notamos que está ahí, tan solo cuando se enciende”.

Ciertamente una manifiesta solidez, que tiene algo que detrae del novedoso Samsung, y es que, “es que son necesarias las dos manos para abrir este teléfono”. Como meta futura le queda a la firma instalar “un botón que abriese el dispositivo de forma no muy brusca, para evitar esta problemática”.

Sin embargo, este es un tema menor. Lo que no puede pasar inadvertido es la manera tan confortable de interactuar con un teléfono. “A la hora de cerrarlo, sí podemos hacerlo con una mano sin problemas, ya que no ofrece tanta resistencia”.

Lo peculiar del nuevo Samsung plegable

¿Cuál es la peculiaridad que presenta el nuevo Samsung?

Se trata de su formato 22:9. “Es un móvil bastante alargado, algo incómodo a la hora de usarlo a una mano, ya que es bastante estrecho. Es más difícil de lo habitual llegar a la parte superior del panel, pero, teniendo en cuenta que tiene 6,7 pulgadas, tampoco sería sencilla esta tarea en cualquier otro rival con un formato menos panorámico”.

No se puede decir lo mismo de “la posición de los botones físicos”. Hay que recordar que normalmente los mismos están en “la zona en la que se encuentra la bisagra, por lo que los han subido bastante”. Algo similar ocurre con el lector de huellas y el de volumen, los cuales también, están muy arriba. Un detalle adicional que puede que no guste es que, al cerrar el dispositivo, “los botones pasan a estar a la inversa, por lo que es fácil confundir el botón de volumen con el de inicio”.

En este modelo “se han reducido los marcos de forma sensible, pasando de un 84.7% de aprovechamiento frontal a un 85.4%, según GSMarena”. Además, “los biseles laterales de aluminio son ahora algo más planos”.

En el pliegue medio queda una hendidura que afecta la forma de las imágenes. Y, puesto que es un teléfono pensado para uso vertical, puede que esa característica no sea muy del agrado de los fanáticos de las imágenes.

Pero, todo no queda ahí. Hay otras características que son dignas de notar y mencionar.