Personal de la agencia Las Talitas, a cargo de Julio Chaín, puso en funcionamiento la bomba del pozo 24 tras reponer los cables de alimentación que habían sido robados.

«Este tipo de situaciones nos vienen afectando a diario, pero afortunadamente estamos dando respuestas rápidas. Hoy nos tocó trabajar en la Estación Experimental, donde analizamos el tablero de comando y repusimos las conexiones para normalizar el servicio de agua potable», sostuvo el responsable del trabajo.

Al igual que se hizo con otros pozos, en este caso se trabajó para reforzar la seguridad del predio, a fin de evitar sufrir hechos de vandalismo.