Con este programa, la SAT está verificando lo que le informan los usuarios y lo que perciben en cuanto a pérdidas para luego intervenir lo más rápido posible.

En Monteros, en Alberdi 1100, los sanitaristas de la SAT resolvieron una fuga domiciliaria que complicada el normal suministro.
El trabajo realizado forma parte del programa de “Búsqueda Activa de Fugas” iniciado por la SAT para evitar el derroche de agua.

En esta época, el principal propósito de la SAT está fijado en lo que es agua, en cuanto a pérdidas y fugas, para que los domicilios cuenten con el líquido fundamentalmente por las altas temperaturas.
Fuente: aguasdeltucuman