Premio Nobel de Medicina. Conocido como el descubridor del virus del SIDA.

A los 89 años de edad falleció el virólogo francés Luc Montagnier, quien obtuvo el premio Nobel de Medicina por haber logrado aislar por primera vez el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

El medio BBC Mundo hace una breve reseña sobre él, y cuenta que nació «en 1932», y agrega: «Montagnier fue nombrado en 1967 jefe de Investigación del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia y un lustro más tarde encabezó la Unidad Oncológica Viral del Instituto Pasteur de París».

Sigue diciendo que, en esa “reconocida institución, a inicios de la década de 1980, Montagnier y su equipo estuvieron aislando numerosos retrovirus humanos, entre los cuales hallaron en 1983 al VIH, causante del entonces poco conocido síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida)”.

Reconociendo su trayectoria explica:

“Junto a los doctores Jean-Claude Chermann y Françoise Barré-Sinoussi, Montagnier publicó una obra en la que describían este nuevo virus. Además, desarrolló una prueba de sangre capaz de detectar los anticuerpos generados por el VIH”.

Un poco de historia sobre Luc Montagnier

Si algo no le podía faltar a la vida del virólogo es algo de polémica. Eso ocurrió cuando la “autoría del descubrimiento de este virus le fue disputada en 1984 por el científico estadounidense Robert Gallo, lo que inició una larga controversia que concluyó una década más tarde con el reconocimiento de que el virus aislado por Gallo era, en realidad, uno de los primeros virus que habían sido aislados en 1983 en el Instituto Pasteur”.

La tranquilidad llegó cuando, en 2008, “Montagnier y su colega Françoise Barré-Sinoussi fueron reconocidos con el Nobel de Medicina por el ‘descubrimiento del Virus de Inmunodeficiencia Humana’ «.

Aunque su vida parecía estar centrada en lo que ocurría en los laboratorios, tuvo participación en eventos mediáticos como cuando asumió “posturas controversiales en defensa de la homeopatía o asegurando que podía curar a niños autistas mediante el uso de antibióticos”.

También fue noticia por lo que se consideró, fueron “sus críticas infundadas en contra de las vacunas contra la covid-19, a las que acusaba de ser las causantes del surgimiento de nuevas variantes del virus”.

Luc Montagnier deja un legado muy importante, que envuelve “una extensa obra que incluye unas 350 publicaciones científicas y más de 700 patentes”.

Sin duda, su obra será recordada por largos años, porque sus investigaciones afectaron a gran parte de la humanidad durante un  período que, tampoco será olvidado fácilmente.