El resultado se dio por casualidad cuando efectivos de la comisaría de San Pedro de Colalao, al mando de las comisarios Gabriela Valdez y Paola Lobo, allanaron el predio ubicado en la zona de El Simbolar.

El procedimiento fue solicitado y autorizado por la justiicia en relación con una investigación por el robo de dólares, pero terminó, como muchos otros casos, con el hallazgo de la droga incautada.

Cuando, los uniformados llegaron al lugar observaron que dos hombres escapaban hacia los montes de la zona. Horas después fueron detenidos en el puesto de peaje de Molle Yaco, cuando intentaban escapar hacia Salta.

Uno de los arrestados es oriundo de San Miguel de Tucumán y el otro, de la ciudad de Córdoba.

Los policías ingresaron a la precaria vivienda que había en el lugar y descubrieron 99 paquetes de marihuana picada y varios recipientes con flores del vegetal.

La droga decomisada pesaba más de 100 kilos. También encontraron armas largas y varias pistolas. Otro detalle: encontraron un binocular de alta tecnología que, se piensa, eran utilizados para realizar tareas de vigilancia.

El hallazgo abrió una rápida investigación. Se supo que el titular de la finca se la había arrendado a una persona y ésta a otros dos habitantes de la zona. Los sospechosos ya fueron identificados y eran intensamente buscados por las autoridades.

Los investigadores, mientras contaban con la luz del día, buscaban indicios para determinar si la marihuana había sido cultivada en esas tierras o si los productores eligieron ese lugar para procesarla y luego distribuirla.

Todo parecería indicar que se trataría de la segunda opción, ya que en el lugar encontraron elementos para secar la sustancia.

Con la presencia del ministro de Seguridad Eugenio Agüero Gamboa y el jefe de Policía Julio Fernández, los pesquisas trataban de encontrar la zona donde podrían haber tenido la plantaciones. “Vamos a utilizar todos los elementos que estén a nuestro alcance para seguir esta línea”, explicó el jefe de la Unidad Regional Norte Joaquín Girbeaux.

El gobernador interino Osvaldo Jaldo siguió de cerca el desarrollo del procedimiento. “Durante la semana hubo importantes secuestros de droga y armas. El que se hizo ayer es una clara muestra que vamos a seguir adelante caiga quien caiga porque es la decisión política que se tomó”, dijo. “Con la aplicación en pleno de la ley de narcomenudeo, esta lucha se profundizará más”, finalizó.

El viernes, en la localidad de Alto Verde, personal de la comisaría de esa localidad, al investigar una causa de robo, encontraron unas 120 plantas de marihuana. Años atrás, se ubicaron plantaciones en Santa Rosa de Leales, El Cadillal y Trancas.