Estuvo presente el ministro Jaime Perczyk. Acto en la Escuela Manantiales Sur.

 

Si bien, la extensión de jornada fue un tema discutido y algo polémico por todas las implicancias y actores que tiene, en la fecha el ministerio de educación de la provincia la puso en acción.

La primera provincia en poner en marcha la extensión de jornada fue Tucumán, lo cual implica una hora más de clases en 312 escuelas primarias públicas. Por este motivo, el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, junto al titular de la cartera educativa provincial, Juan Pablo Lichtmajer, encabezaron un acto en la Escuela Manantiales Sur en donde se oficializó la medida que permitirá 25 horas de clases semanales, y que implicará 38 días más de clases al año.

También hicieron acto de presencia, el asesor Ejecutivo del ministro de Educación de la Nación, Mario Caputo; la secretaria de Educación, Silvina Gvirtz; secretarios de Estado y subsecretarios del Ministerio de Educación de Tucumán, junto a directores de nivel y coordinadores de todas las modalidades.

Según Perczyk: “Hay un consenso entre todos los argentinos, y es que los chicos tienen que estar más tiempo en la escuela. Esto requiere más inversión, y en este momento tan difícil de la Argentina hacemos esa inversión, porque necesitamos más tiempo de enseñanza y aprendizaje en las escuelas argentinas. Hoy comienza en Tucumán en donde los chicos de primaria tendrán 25 horas de clases semanales para que puedan aprender Lengua y Matemática.”

Asimismo, destacó que la provincia fue pionera en esta medida porque “el ministro Juan Pablo Lichtmajer y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, son los que lo impulsaron más rápidamente. Tucumán lo hizo comunitariamente, lo consultó en cada escuela”.

Para destacar la medida, el ministro Lichtmajer agregó “Vuelven las clases con una característica: una hora más de clases en 312 escuelas de la provincia. Quiero agradecer la visita del ministro Perczyk. Hoy Tucumán es una buena noticia y le transmite eso al país: en momentos complejos se prioriza la Educación, esto es una inversión y un esfuerzo muy grande”.

Para explicar cuál es el procedimiento que siguieron del ministro tucumano dijo: “El mecanismo de diálogo ha sido clave en cada escuela. Esta escuela se ha preparado con su directora, Ramona, y todo el cuerpo docente. Nosotros estuvimos antes del inicio de clases viendo el Plan Integral de Reparación de Edificios Escolares que impulsa el gobernador, Osvaldo Jaldo, y hemos entregado libros que son para estudiar Lengua y Matemáticas. Hoy esta escuela es el símbolo de una política nacional”.

Para concluir, Lichtmajer dijo: “como sociedad nos hemos sobrepuesto a la pandemia, y como sistema educativo hemos salido adelante. El gran desafío que tenemos es pedagógico. Empezamos con los edificios, luego la inversión en libros, en computadora, y los instrumentos que la escuela necesita. Ahora en la pedagogía: es una hora que se enseñando, debemos construir una escuela que ya deja atrás la pandemia y empieza una escuela nueva porque así lo requieren la circunstancia”.

Fortalecer las prácticas de enseñanzas

La directora de la Escuela Manantiales Sur, Ramona de los Ángeles Núñez, señaló: “estamos felices y orgullosos de que nos hayan elegido. Estamos recibiendo a los ministros con los brazos abiertos y con todas las ganas de contagiar esta hermosa jornada extendida. Es una oportunidad que nos dan de poder reforzar y fortalecer las prácticas de enseñanzas pedagógicas de una manera diferente a través de los talleres, nuestra escuela trabaja de esta manera”.

Además, explicó que el trabajo con las familias fue “con reuniones con cada uno de los grados para explicar en qué consistía, lo han aceptado y están muy contentos. El fortalecimiento es de Lengua y Matemática, sin descuidar la Ciencia porque es un eje transversal. Esta primera semana trabajaremos con literatura con cuentos y la segunda semana lo lúdico con matemáticas”.

Otras voces sobre la extensión de jornada

Marcela López, docente de 6º grado, comentó: “estoy feliz de esta nueva oportunidad y ser pioneros en esto de la jornada extendida, es una oportunidad única para los chicos y para nosotros como docentes de brindar y acompañar en este proceso focalizando en Lengua y Matemática. Haber elegido a la escuela, es seguir escribiendo nuestra historia. Somos una escuela nueva pero pujante, con muchas ganas de trabajar y nos basamos en investigación y experimentación. Es una manera distinta de aprender, se abre un nuevo camino con los talleres que hemos planificado desde la institución”.

Gabriela, mamá de alumna de 6º grado, celebró: “Teniendo en cuenta que han sido dos años difíciles, me parece bien recuperar el tiempo perdido en el que los niños no vinieron a la escuela. Será una nueva experiencia y volver a un ritmo interesante. En lo personal, mi hija es uno de los mejores promedios, pero es importante afianzar muchos temas, ella estaba ansiosa por volver y estar con sus compañeros en su último año escolar”.

Finalmente, Paula, alumna, cerró: “Extrañé mucho a mis compañeros en las vacaciones, a mi señorita y poder estar acá. Por todo lo del covid, no pudimos tener muchas clases y esta hora más va a ser mejor para tener más aprendizajes”.

Es cierto que existen estos pensamientos positivos acercade la novedosa medida. Aunque también hoy hubo declaraciones de los transportistas escolares quienes manifestaron que el horario nuevo altera el servicio que ellos brindan.

¿De qué manera?

Les aflige ya que tienen que cumplir un horario muy ajustado, entre los que salen de un establecimiento escolar y los que ingresan a otro. Dijeron, a través de su vocero que esto conducirá a la pérdida de clientes, dentro de una labor que ha sufrido demasiado a causa de la pandemia.