El escándalo de la TV Pública por un bolso con millones de pesos cobrados en efectivo en un banco ya está en la Justicia.

De acuerdo a la investigación de los periodistas Luis Majul y Eduardo Feinmann, el fiscal Gerardo Pollicita caratuló al expediente como «Lufrano Rosario, sobre incumplimiento de autor y violación de los deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos».

En su escrito, el fiscal pide medidas de prueba como toda la documentación sobre la miniserie sobre Manuel Belgrano, a la que presuntamente habría estado destinado el dinero retirado del Banco Itaú.

Además solicitó el material de video para saber quiénes retiraron esos montos de dinero del banco, una operatoria que según Rosario Lufrano está prohibida, ya que, afirmó, todos los pagos deben hacerse por transferencias.

Rosario Lufrano, la titular del canal estatal, ordenó una auditoría.

TV Pública: Los bolsos del escándalo

Si bien la primera información sobre el caso es que se habían cobrado 4 millones de pesos, Majul contó que «no son 4 millones los que sacaron, sino 10 millones. Todos empezamos a hablar de 4 porque era la primera información.

Lo que se sabe es que el tesorero hizo los retiros en el banco por orden de un gerente y un director que ahora son investigados por una auditoría, ya que está prohibido realizar pagos en efectivo.

Ambos renunciaron por el caso y el dinero quedó resguardado en una caja fuerte, aunque advierten que «ya se hicieron algunos gastos». No obstante, negaron la existencia de ese bolso y que el encargado se haya llevado el dinero a su casa.

La última de varias extracciones se hizo el pasado viernes 5 de marzo y sería la «primera vez que se detecta una irregularidad así» en la actual gestión, porque antes no había rodajes. El pasado lunes se detectó la irregularidad, el martes se hizo pública, y ese mismo día el dinero fue llevado de la caja fuerte nuevamente al banco de donde salió.

El modo correcto de proceder

La falta a la normativa se comete al manejar dinero en efectivo, algo prohibido en el canal público.

«La forma correcta, es que por medio del Sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE) la gerencia de producción le pida a administración financiera que haga los pagos. Siempre mediante transferencia. Es decir, se le pasa un listado, presupuesto y proveedores para realizar los pagos. Pero todo tiene que ser pedido a través del GDE, y el pago se tiene que hacer vía transferencia», se explicó.

Sin embargo, se sabe que, la persona encargada de los pagos es el tesorero, quien fue a extraer el dinero, y los responsables de cometer la falta son quienes dieron esa orden: Guillermo Siaria, director de administración financiera y Alejandro De Latorre, el gerente de administración financiera. También Ernesto Molinero, gerente de producción, hizo el pedido del dinero a la administración financiera, aunque no sería responsable directo.

Ante esta situación, Siaria y Molinero presentaron las renuncias el martes a primera hora. En tanto, De Latorre, es personal de planta. Para sancionarlo, suspenderlo o despedirlo, tiene que haber una auditoría que lo determine.

En vista de lo ocurrido, Rosario Lufrano, la titular del canal estatal, ordenó una auditoría que está realizando la Unidad de Auditoría Interna en el marco de sus atribuciones como organismo de control interno y permanente. El auditor no es designado por las autoridades de RTA sino por la Sindicatura General de la Nación (SIGEN).

Fuente: iprofesional