En una exitosa operación llevada a cabo por los efectivos de la Unidad de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos, se logró la aprehensión de un hombre que tenía en su contra una orden de detención por un caso de robo. La acción policial se desarrolló a raíz de valiosa información que indicaba que el sospechoso se encontraba oculto en una vivienda ubicada a la orilla del Río, cerca del puente Lucas Córdoba.

Los agentes, tras recibir el dato clave sobre la ubicación del hombre buscado, llevaron a cabo un minucioso proceso de observación en las proximidades de la mencionada dirección. Los esfuerzos de vigilancia dieron frutos positivos cuando avistaron a un individuo cuyas características coincidían con las del acusado.

En un momento determinante, el sospechoso salió de la residencia precaria y comenzó a dirigirse hacia el Río Salí. En ese instante, la policía le ordenó detenerse, desencadenando una persecución a pie que culminó pocos metros después con la captura exitosa del sujeto, confirmando que se trataba efectivamente de la persona buscada.

Ante este desarrollo, se procedió a informar a la Unidad Fiscal competente, la cual fue puesta al tanto del procedimiento llevado a cabo. Tras evaluar la situación, la Unidad Fiscal avaló la detención del acusado, dando paso a los próximos pasos legales en el proceso judicial correspondiente.